Saltar al contenido

¿Por qué no tener un pug?

¿Por qué no tener un pug?

Los pugs tienen dolor

Es posible que su carlino no requiera una cantidad significativa de ejercicio y prefiera ser sedentario la mayor parte del tiempo. Sin embargo, tienen algo de energía. Debe proporcionar a su Pug una cantidad moderada de ejercicio para evitar problemas de obesidad.

Los carlinos son perros extremadamente juguetones y enérgicos que requieren mucha atención. Están muy unidos a su familia y esperan estar con ella en todo momento. Son un verdadero perro “centro de atención” y pueden desarrollar trastornos de comportamiento si se les ignora.

El Pug no disfruta de la guardia, la caza o la recuperación. Fue criado para ser un perro de compañía. Creen que están aquí para complacerle y estar a su lado. Si está buscando un perro independiente, este no es el perro para usted. Si está buscando un compañero, el Pug puede ser perfecto.

El Pug es conocido por ser extremadamente terco y puede ser más difícil de entrenar en comparación con otras razas. Durante el adiestramiento, es necesario ser asertivo y confirmar su posición como líder de la manada para que el adiestramiento tenga éxito.

Por qué no se debe criar a los carlinos

De proporciones cuadradas, compacto y de constitución fornida, el Pug es un perro grande en poco espacio. Su marcha es fuerte y alegre, pero con un ligero balanceo de los cuartos traseros. Su expresión distintiva es suave y solícita. Su frente tiene grandes y profundas arrugas. Su pelaje es fino, suave y corto.

Te puede interesar  Consejos para alimentar saludablemente a tu cachorro de 5 meses

El Pug ha sido conocido por muchos nombres: Mopshond en Holanda (que hace referencia a sus tendencias gruñonas); Mops en Alemania, y Pug holandés o chino en Inglaterra. La palabra Pug deriva del latín pugnus, que significa puño, ya que la cabeza puede parecerse a un puño cerrado, o de los monos tití “Pug” a los que los perros Pug se parecen.

Sea cual sea el nombre, una cosa es cierta: el lema oficial de los Pug, “Multum in Parvo” (mucho en poco), encaja perfectamente con ellos. El carlino es una especie de excepción en el grupo de los perros de juguete, ya que quizá sea el único que desciende de antepasados mastines. Aunque su ascendencia exacta se ha perdido en la antigüedad, el Pug conserva muchas características de mastín.

¿Debería tener un carlino?

Los carlinos han sido llamados los payasos del mundo canino y fueron criados con un único propósito, ser animales de compañía para los humanos.    Un pug adora una buena comida, un regazo suave y una almohada blanda.    Adoran a sus dueños y suelen seguirlos de una habitación a otra.    Aunque juegan con otros carlinos, su verdadera lealtad es hacia sus compañeros humanos.    Resoplan, roncan, estornudan y emiten encantadores sonidos de Pug para que siempre sepas que están cerca.

Los Pugs NO son animales de exterior y nunca deben dejarse fuera sin vigilancia.    Debido a su cara “empujada hacia adentro”, el Pug tiene un pasaje respiratorio más corto y es muy susceptible a las temperaturas extremas, especialmente al calor, por lo que debe tener mucho cuidado de no sobreexigir al Pug en épocas de clima cálido o caliente.    Aunque los Pugs son generalmente buenos con los niños, los niños pequeños pueden no ser buenos para un Pug.    Debido a sus ojos grandes y protuberantes, los Pugs son muy susceptibles a las lesiones y deben ser tratados con suavidad y cariño.

Te puede interesar  Guía de alimentación para gatos con bajo peso: consejos y alimentos recomendados

Paladar blando alargado:    Común en las razas de hocico corto, el ESP es la obstrucción de las vías respiratorias del perro.    El ronquido estándar de un Pug es un grado de ESP en acción, aunque los casos más graves pueden ser escuchados a través de sonidos como bocinazos, jadeos de aire, y el bloqueo de la caja vocal del perro.    ESP puede ser corregido a través de la cirugía.

¿Por qué los carlinos son tan pegajosos?

La demanda de carlinos se ha visto impulsada por los propietarios famosos, como Paris Hilton y Kelly Brook, y por su uso en la publicidad para vender todo tipo de productos, desde tarjetas de San Valentín hasta gafas y planes de telefonía móvil. Pero hoy la Asociación Veterinaria Británica insta a los fabricantes de tarjetas a dejar de utilizar imágenes de ellos.

Pero son estas mismas características -criadas deliberadamente en los carlinos para que cumplan un ideal- las que causan un catálogo de problemas, como dificultades para respirar y caminar, que pueden llevarles a una vida de miseria. Y esto puede dar lugar a enormes facturas de los veterinarios.

“Desde el principio, a Ruby le costaba respirar y a los tres años tuvo su primer ataque epiléptico. Se le congeló la cara, se le agarrotaron las piernas y se tiró al suelo echando espuma por la boca, convulsionando.

Pero los probables problemas de salud no acaban ahí. Un estudio reciente publicado en la revista Veterinary Record ha descubierto que uno de cada tres sufre dificultades para caminar. Sus caras aplastadas les causan problemas respiratorios y sus ojos saltones les hacen propensos a las úlceras oculares.

Te puede interesar  ¿Dónde puedo adoptar un perro en Chicago IL?

Autor