Saltar al contenido

¿Qué pasa si hago el mismo ejercicio todos los días?

¿Qué pasa si hago el mismo ejercicio todos los días?

¿Es malo hacer el mismo entrenamiento todos los días para perder peso?

Claro, si sudas a marchas forzadas, perderás un kilo o dos de agua, pero es temporal. Esos kilos vuelven a subir. Eso es porque el sudor tiene poco que ver con las calorías quemadas. El sudor se produce simplemente porque tu cuerpo está almacenando calor, ya sea al hacer ejercicio o al tomar el sol en la orilla, y necesitas refrescarte.

Si caminas durante 30 minutos, lo que supone unos 4.000 pasos, e incluyes suficiente actividad a lo largo del día para alcanzar un total de 10.000 pasos, estás quemando entre 400 y 500 calorías al día. Esto es fabuloso porque si tu dieta se mantiene constante (no has aumentado tu consumo diario de calorías), un déficit diario de 400 a 500 calorías por el ejercicio significa que podrías perder fácilmente alrededor de una libra a la semana.

El uso de pesas mientras caminas o corres puede alterar tu marcha normal y la mecánica del cuerpo, ejerciendo presión sobre los ligamentos, los tendones y las articulaciones. La tensión le expone a un mayor riesgo de lesión, lo que significa que puede acabar en el sofá, con dolor y sin quemar calorías.

La condición física cardiorrespiratoria (corazón y sistema circulatorio) es realmente importante porque aporta todo tipo de beneficios para la salud, desde un corazón más fuerte hasta un cuerpo más delgado. Pero no necesariamente te estás poniendo en forma si sientes que tus músculos se queman mientras haces ejercicio. De hecho, es posible que sientas que los músculos arden y que la frecuencia cardíaca real cambie muy poco.

Te puede interesar  ¿Cómo saber cuándo cambiar la cuchilla de afeitar?

¿Es malo hacer el mismo entrenamiento todos los días para ganar músculo?

Cuando se trata de las razones que la gente cita para no hacer ejercicio con regularidad, una de las respuestas más comunes que se dan es la falta de tiempo (o en realidad, la percepción de falta de tiempo). A menudo, las personas asumen que para obtener los numerosos beneficios del ejercicio deben realizar una actividad física durante un periodo de tiempo prolongado, y que la actividad debe ser extenuante por naturaleza (¿recuerda la vieja mentalidad de “to pain no gain”?).

La realidad es que las recomendaciones publicadas en el Informe del Cirujano General sobre la actividad física y la salud, así como en las directrices sobre actividad física y salud pública del Colegio Americano de Medicina Deportiva y la Asociación Americana del Corazón, establecen que para mejorar la salud y reducir el riesgo de enfermedades crónicas las personas deben procurar realizar un total de al menos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada cada semana. Esto puede realizarse en sesiones de 30 minutos de actividad cinco días a la semana o puede acumularse con mini-ejercicios a lo largo del día de al menos 10 minutos de duración.

Qué pasa si haces el mismo entrenamiento todos los días

Actualizado el 7 de diciembre de 2018.Cuando se trata de hacer ejercicio, muchos de nosotros somos criaturas de hábitos. Nos dirigimos a la misma clase en el gimnasio, registramos el mismo entrenamiento en la bicicleta elíptica y corremos la misma ruta cada vez que nos atamos las zapatillas. Es cierto que el ejercicio regular es bueno, pero también es importante variar la rutina de ejercicios. Tu cuerpo -y tu cerebro- se beneficiarán cuando pruebes nuevas actividades. “Hay numerosos beneficios al mezclar tu rutina de ejercicios”, dice el Dr. Arnold Lee. “Es la clave para estimular diferentes grupos musculares y evitar el aburrimiento”. Si tiendes a inclinarte por las actividades más tradicionales, como correr, montar en bicicleta o nadar, busca formas de cambiar tu entrenamiento. Por ejemplo, en lugar de correr en la cinta o en la carretera, dirígete a un sendero arbolado o a un parque local. No sólo experimentará un agradable cambio de escenario, sino que trabajará su cuerpo de una manera diferente que puede mejorar su nivel de fitness general. Aquí tienes siete beneficios de modificar tu rutina de ejercicios.

Te puede interesar  Los beneficios de la actividad física en tu bienestar integral

Si hago el mismo entrenamiento todos los días, ¿veré resultados?

A veces, las personas que hacen ejercicio con las mejores intenciones son las que menos peso pierden. Lo peor es que a menudo ven a sus amigos adelgazar apenas unas semanas después de empezar un nuevo programa de ejercicios. Puede ser frustrante y confuso.

Entonces, ¿qué hace que un plan de entrenamiento para perder peso tenga éxito y otro fracase? Pueden intervenir varios factores. Pero en muchos casos, la causa se puede rastrear a uno de estos errores. Si has estado luchando por perder unos cuantos kilos y tu plan de ejercicios no está dando resultados, fíjate si estás cometiendo uno de estos errores comunes de entrenamiento.

Pero si quieres perder peso, repetir el mismo modo de entrenamiento, la misma intensidad o la misma duración día tras día no va a funcionar. ¿Por qué? Tu cuerpo se adapta a la carga de trabajo diaria y llegas a la temida meseta de pérdida de peso.

Desarrolle un programa de entrenamiento que incluya diferentes actividades, diferentes niveles de intensidad y diferentes duraciones de las sesiones. Por ejemplo, si normalmente hace 40 minutos de caminata, mantenga esa actividad en su programa de entrenamiento dos o tres días por semana. Pero como reto adicional, camine de 60 a 75 minutos un día de la semana.

Autor

Te puede interesar  Todo lo que necesitas saber sobre el aire acondicionado con agua